Nacional

Morena está moralmente derrotada; reforma eléctrica no pasará: Alejandro Moreno

En medio de gritos a favor y en contra, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno advirtió que Morena y sus aliados “están moralmente derrotados” por lo cual no pasará la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador en la Cámara de Diputados lo que significará la “derrota más grande y monumental” que tendrá la 4T.

“Será la primera vez que el titular del Ejecutivo manda una reforma constitucional y no va a pasar”, afirmó

Al presentar el posicionamiento del PRI desde la tribuna de la Cámara de Diputados, Moreno advirtió que si Morena sigue con esa arrogancia, ninguna de las tres reformas constitucionales que pretende el presidente López Obrador pasarán.

“Se los digo de una vez, si siguen con esa actitud de soberbia, no va a pasar ninguna de las tres”, advirtió en alusión a la reforma eléctrica, la reforma electoral y la de la Guardia Nacional para que pase a formar parte de la Secretaria de la Defensa Nacional.

“Aquí nos vemos para la reforma electoral”, retó ante la intención de López Obrador de una reforma en esa materia que implica elegir a los consejeros del INE mediante elección popular.

Moreno explicó que la negativa a la reforma eléctrica de López Obrador es un no al capricho, la sumisión y a las mentiras de Morena.

El Legislativo, advirtió, es un poder, y no un empleado del poder.

El dirigente tricolor aseguró que los diputados de Morena “son los verdaderos traidores a la Patria, porque violar la Constitución es traicionar a la Patria”. Sólo les interesa el poder, dijo, y por eso, su reforma “no va a pasar”.

Contrastó que mientras los priistas y los integrantes de la coalición “Va por México” son de una sola pieza, el partido Morena “está formado de traidores a cambio de mantenerse en el poder”, pero, aseguró, “hoy tendrán la derrota más grande y monumental”.

Moreno exigió al partido en el gobierno abandonar las ocurrencias y dejar de hundir a México, pues les recordó que “no tienen absolutamente nada que presumir.